Galería D  

Como se puede apreciar en las fotografías, el terreno corresponde a una zona de estratos. Está compuesto de diversas capas de distintos materiales y espesores, generalmente centimétricos, pudiéndose encontrar ocasionalmente algunos decimétricos. Este terreno corresponde a la periferia de San Sebastian Guipúzcoa. Actualmente edificado.
La composición de las piedras que se hallaron en este lugar está compuesta por: sílice de grano micrométrico, caliza y mica, en sus principales proporciones. El origen turbidíticio de estos estratos y la peculiar forma en la que se generaron los sedimentos, confieren a estos materiales un aspecto característico, dotando a estas piedras de una inconfundible belleza.
También podemos apreciar sobre mi mano, una pequeña muestra del aspecto singular que presentan estas piedras, así como el resultado de una limpieza parcial.

Esta pequeña colección de suiseki de pequeña talla, entre tres y veinte cm., y gran armonía, componen actualmente un pequeño jardín Zen en mi salón. Hacerle un daiza a cada una de ellas, ha sido una necesidad casi irresistible, propia de mi afición por este arte.
En esta ocasión, para la talla he utilizado Ébano de Gabon, y las herramientas habituales: gubias de mano, limas y raspines. El ébano es una madera muy dura, que hay que tallar con cuidado, ya que al ser tan dura, puede resultar quebradiza. No obstante, esta característica permite un acabado excelente, pudiéndose obtener un fino pulido y delicado brillo, haciéndose innecesario el barniz o lacado.


 
Volver al menú principal
     
Volver al menú principal